En redes sociales

TwitterLikedinFacebookGoogle+

miércoles, 23 de septiembre de 2015

¿Es bueno que haya amigos en nuestros equipos de trabajo?

En mi trayectoria he encontrado jefes que se sentían incómodos cuando dos o más de sus colaboradores llevaban su relación un poquito más allá de lo puramente profesional. Quedar para tomar una cerveza al acabar la jornada o para jugar un partido de fútbol puede ser visto como una amenaza para la empresa. El más común de los argumentos es que "pueden aprovechar para criticar" o "seguro que cuando están solos hablan mal de la empresa".
Siempre he pensado que tras este tipo de argumentos se esconde una gran inseguridad. ¿Por qué deben criticar la empresa si no hay ningún jefe delante? ¿Damos ya por supuesto que la empresa les da motivos para criticarla? ¿No será que lo que realmente critiquen sea nuestra gestión como mandos? 

Es evidente que el grupo puede hacer un efecto "amplificador" de los aspectos negativos que cada uno de sus miembros ve en la empresa, pero también puede hacer lo contrario. Por lo tanto, la única explicación posible del miedo es la inseguridad. Precisamente por ese miedo a ser criticado/a, el responsable suele hacer todo lo posible para que ese tipo de reuniones extralaborales no se produzcan. Para ello, intenta fomentar la competitividad individual del grupo, romper los nexos de unión que puedan crearse entre sus colaboradores, etc.

Sin embargo, más allá de estos miedos, el hecho de tener amigos en el trabajo, supone varias ventajas:
  • Fomenta el trabajo en equipo al darse una comunicación mucho más fluida
  • Incrementa la sensación de pertenencia al grupo (empresa)
  • Fideliza al empleado, ya que en caso de cambiar de trabajo, también debería abandonar a su grupo de amigos
  • Genera confianza en el grupo de trabajo
  • Vende marca, ya que los grupos de amigos que hacen actividades suelen hablar de dónde se han conocido y eso da imagen de buen ambiente de trabajo al exterior.
Nos van a criticar hablen o no. Toda empresa es criticable, igual que cualquier jefe o cualquier empleado. Sabiendo que lo van a hacer porque todo es mejorable, ¿por qué no dejamos que transformen esa crítica en algo constructivo?

martes, 8 de septiembre de 2015

¿Por qué debería poner un departamento de RRHH en su empresa?

Hace pocos días estaba diseñando una formación para un equipo de comerciales sobre motivación y ventas. Una de las ideas que quería transmitir es que en una empresa se puede competir por calidad de producto, por precio o por servicio. Si tenemos un producto de muchísima calidad, lo venderemos con facilidad... Hasta que lo copie la competencia. Si rebajamos los precios reduciendo márgenes o costes de fabricación, venderemos más... Hasta que de nuevo la competencia haga lo mismo. 
Siempre habrá alguien que lo pueda hacer tan bien como nosotros en calidad o en precio. Basta con copiar. El problema es que el talento no puede copiarse y este factor marcará la diferencia en el servicio. 

Los productos de Apple han sido plagiados desde sus inicios hasta hoy, sin embargo, sus diseños siguen siendo innovadores. Eso no se puede copiar. Tampoco puede copiarse la creatividad de los publicistas que crean cosas como esta:
El talento no puede copiarse. La capacidad de los comerciales para vender más que un producto, su competencia para generar vínculos de confianza, emociones, sensaciones... Eso no se puede copiar, se tiene o no se tiene. Por eso es importante que los comerciales de una empresa hagan su trabajo motivados y con ganas de aportar valor añadido a sus negociaciones.

Aquí me quedé en el diseño de la formación, pero dándole vueltas... ¿Quién gestiona el talento en una empresa? ¿Quién selecciona, forma o desarrolla a los equipos de personas de una organización?

Son los empleados los que pueden aportar ese "factor inimitable" y RRHH es el que gestiona a esas personas. Por este motivo es fundamental que exista este departamento en su empresa. Y no se conforme con algo mediocre. Exíjales resultados. RRHH debe ser capaz de demostrar su valor real en la organización. Aspire a lo máximo, cuente con el mejor equipo y deje que la competencia se preocupe de copiarle.

¿Quién es el cliente de RRHH?

Todo trabajador, tanto si trabaja por cuenta propia como si lo hace por cuenta ajena, debe tener muy claro quién es su cliente. Sólo de est...